Los primeros resultados del diagnóstico

El proyecto “EnREDa La Sagra”, financiado por la Obra Social La Caixa y coordinado por Proyecto Kieu, ya empieza a dar sus primeros frutos. La entidad colaboradora de Sic4Change está elaborando el estudio diagnóstico de la primera fase, que se presentará oficial y públicamente a principios del mes de marzo, y que ya tiene algunos resultados.

En este estudio diagnóstico se espera conocer más sobre la situación de la población joven en relación con el desempleo en la citada comarca. En esta fase, los/as jóvenes participarán del diagnóstico a través de grupos de discusión y entrevistas que servirán tanto para expresar sus inquietudes, demandas y necesidades con respecto al empleo, como para entrenar habilidades y adquirir conocimientos necesarios para mejorar sus posibilidades de acceso a un empleo.

Según el censo de 2011, son 165.788 personas las que conviven en nuestra comarca y son los municipios con mayor cantidad de habitantes (Illescas, Seseña, Yuncos y Bargas) los que, según el estudio, ejercen un liderazgo de planeación y estrategias económicas dentro de la comarca. En La Sagra, un 69% de la población convive con sus hijos/as en casa, siendo el 76% con menores de 25 años y el 24% con mayores de esta edad.

En las entrevistas realizadas hasta el momento destaca el bajo nivel de motivación de los/as jóvenes de asentarse en su localidad y/o de seguir estudiando. En su imaginario no hallan oportunidades en la comarca de La Sagra y sólo desean migrar hacia las grandes ciudades o hacia otros países. Aunque algunas personas encuestadas desearían ir a la universidad, aún se ven inexpertas e, incluso, moverse en la ciudad les parece complicado. Sus referentes de éxito son familiares o personas cercanas que tiene altos recursos económicos, aunque no sepan a qué se dedican. Además, destacan la falta de políticas y programas dirigidos a jóvenes. Acusan la no existencia de espacios o centros de ocio en los que puedan reunirse.TOLEDO_448Se han identificado como barreras para acceder al empleo, procesos de emprendimiento y generación de ingresos, el bajo nivel de escolaridad de los/as jóvenes, falta de oportunidades, falta de cultura emprendedora, condiciones socio-culturales, falta de acceso a la información, falta de infraestructuras, habilidades y participación en espacios sociales y efecto desmotivación.

Algunos de los problemas entre la población joven, según el estudio diagnóstico, son la búsqueda de recompensas inmediatas y la falta de control en sus impulsos. Al ser nativos/as digitales, han relegado su comunicación e interacción a las redes sociales y a una pantalla. Además, la formación de los/as estudiantes no está acorde con las demandas del mercado laboral. Según el estudio, el sistema educativo actual no da prioridad a las nuevas tareas del sistema productivo. Por todo ello, la brecha entre el mundo educativo y laboral está abierta de par y par. Para reducirla, se necesita trabajar con todos los actores del problema (jóvenes, empleadores/as y entidades públicas). De la misma forma, se necesita trabajar con los/as jóvenes que deseen emprender para que puedan generar sus propios puestos de empleo a través de sus propias iniciativas.

El estudio diagnóstico se presentará definitivamente con cifras más precisas y resultados definitivos en la primera semana de marzo. Hasta entonces, seguiremos trabajando en ello.